CESIÓN O TRASPASOS DE NEGOCIO

Un traspaso de negocio es la cesión de una empresa en su totalidad, que comprenderá una serie de distintos elementos, incluyendo tanto elementos

 

materiales (mobiliario, productos…) 

inmateriales (clientes, marca, redes sociales,…).

 

El conjunto de estos elementos debe ser suficiente para permitir la realización de una actividad económica y su explotación.

La cesión de inmuebles conlleva la actuación del CEDENTE, CESIONARIO y PROPIEDAD. 

 

> cuando se realiza una cesión la fianza no debe ser devuelta, pasa esta a ser del cesionario (nuevo arrendatario)

que la continua reteniendo la propiedad del inmueble.

El artículo 7.1º de la Ley del IVA indica la no sujeción de IVA en los traspasos de negocio, en la medida que la trasmisión del conjunto patrimonial puedan ser considerados como una unidad económica autónoma, es decir, se exige que el conjunto de los elementos transmitidos sea suficiente para permitir desarrollar la explotación económica de la empresa.

Por ejemplo, el traspaso de una sociedad mercantil propietaria de una fábrica de maquinaria que transmite la misma con todos sus elementos, a otra sociedad mercantil que continúa en el ejercicio de la misma actividad quedaría no sujeta.

"traspasar una cafeteria, bar, etc, no conlleva el traspaso realizar factura de IVA"

En cambio, la transmisión de una entidad mercantil titular de una ganadería que transmite el hierro de la misma, únicos activos de los que dispone, será una operación sujeta, no se podría aplicar el artículo 7.1º de la ley de IVA, ya que la transmisión de estos elementos no es suficiente para desarrollar la actividad.

La transmisión de bienes y derechos quedará excluida de la no sujeción a IVA. Es decir, cuando se transmiten solamente bienes o derechos, sin ir acompañados de una estructura organizativa de factores de producción materiales y humanos, o de uno de ellos, que permita considerar a la misma constitutiva de la unidad económica autónoma.

Por ejemplo, la cesión de una licencia de taxi por un empresario dedicado a este sector, quedará sujeta al impuesto cuando no vaya acompañada de los elementos necesarios para poder considerar que se transmite a una unidad económica.

¿Es imprescindible que el adquiriente del negocio desarrolle la misma actividad?

No, esto resulta irrelevante, siempre que se acredite por el adquiriente la intención de mantener dicha afectación al desarrollo de una actividad empresarial o profesional.

Normativa aplicable
  • Regla general prevista en el artículo 7.1º de la Ley del impuesto sobre el valor añadido.

  • Consulta V3996-16 de 21 de Septiembre del 2016.

  • Consulta V2288-10 de 25 de Octubre del 2010.